Victoria, dulce y dolorosa victoria

Por: Fernando Martínez, 3 de Abril de 2017
Página con 1425 visitas
El Territorio Emprendedor fue escenario de una batalla memorable
El Territorio Emprendedor fue escenario de una batalla memorable

Una tarde con cielo despejado, clima agradable, viernes después de clases; el estadio Territorio Emprendedor estaba listo para recibir el duelo entre invictos, entre reyes que pelearían por la corona. La espera había terminado, la temporada estaba a un juego y el escenario se manifestaba listo. Monterrey, equipo que llegaba sin perder ningún juego estos tres años, vestiría de color blanco completamente, México Estado de México, quien tenía en su ofensa al mejor corredor de la liga, se presentaba completamente de azul. Gradas llenas, reloj listo, 18:00 horas, listos derecha, izquierda… la final de la Juvenil Única 2017.

Ambas escuadras mostraron una ofensa explosiva, contundente. El primer drive sería encabezado por Borregos México, comandados por Edgar Ulloa, y sacando jugadas en serie logró poner los primeros puntos en el marcador. No obstante, a los tres minutos de esta acción, Monterrey respondía con la misma dosis, sólo que con un acarreo por parte de Daniel Ancira de más de 60 yardas que culminaría en seis puntos en la pizarra. Y el marcado se empataba a cada rato, con jugadas grandes, pases precisos por parte de los regiomontanos y acarreos largos por parte de los locales. Las cosas se ponían interesantes, después de una larga y fuerte ofensiva, los capitalinos lograron concretar una anotación fallando el punto extra, acto seguido de una prometedora serie de Monterrey comandada por Víctor Puentes y Luis Pulido, llegando a tocar puerta dentro de la yarda diez, sacando solo tres puntos. Las cosas, en medio tiempo, irían 20-17.

Pero el tercer cuarto llego con una energía altísima, no por nada es el “cuarto de los campeones”. Monterrey recibió el balón y querían ir adelante en el marcador, lo que no contaban era que Tapia interceptaría a las dos jugadas de la serie y le daría una vuelta importante al encuentro. Llevando una buena serie ofensiva, Borregos México tocaría zona roja, pero los detalles son los que hacen diferencia, y es que en un abrir y cerrar de ojos, Ulloa pierde el ovoide en un centro en formación escopeta y es recuperado por la defensiva regia. De nuevo, la situación no cambiaba en puntos, sin embargo, la marea azul no dejó avanzar al ataque de Monterrey, que fue 3 y fuera.  Tras el despeje, largo y con bote favorecedor al visitante, empezaba la serie de Borregos México en la yarda 20. Jugadas sin reunión y variantes de pases y acarreos, tanto el receptor Matán como el corredor Cruz hicieron de las suyas. Pero, por segunda vez consecutiva, México regala la bola tocando zona roja tirando la primera intercepción por parte de los de azul. Y eso no es todo, el regreso de ese intercambio de posesión empieza a tener forma, los bloqueos a tiempo y sin pañuelo alguno. La velocidad de Adrián Martínez se hizo presente, llevándose a todos por la banda izquierda, recorriendo todo el campo para concretar con la victoria parcial de los visitantes, con un 24 contra 20.

HC Simón Hernández dirigiéndose a sus pupilos

Pero los equipos grandes se definen por jugadas grandes, y Monterrey ya había hecho de las suyas, pero no era el único equipo grande en el emparrillado. Explotando la gracia de la velocidad, en el kick-off Alejandro Cruz regresaría el balón a las diagonales, dejando a todos sin aliento y con el partido de regreso a favor de los locales. Punto extra, bueno. 27-24, las cosas al momento. La emoción se hacía presente, y la ofensiva regiomontana no soporto tanta presión que de nuevo fue un 3 y fuera, y con aún los motores calientes, Cruz tomó el balón en un acarreo y lo dejó de nuevo en las diagonales, dándole la ventaja más amplia en el encuentro a México, 34-24.

La cebra mayor marcaba el fin del tercer cuarto, dando pie al último y más cardiaco cuarto, “el cuarto de las defensivas”. Los regios salieron desde la yarda 20, con un plan de jugadas diferente al que habían mostrado en todo el partido, tomaron las riendas del encuentro y despedazaron a la defensiva local, sumando 7 puntos en la serie; se acercaban, pero venía lo bueno. La ofensa de la zona metropolitana salía al campo sabiendo que debían llevar una serie larga, cosa que fue impedida por un muro blanco que mostró hambre de ganar. 3 y fuera para Borregos México, y una posición inigualable en medio campo, los regios confiaron en los pases cortos y de manera significativa, y con las manos de Luis Pulido, anotaron 7 puntos, pasando de nuevo a los locales. 14 puntos sin repuesta, necesitaban regresar ya al llamado Borregos México, y dicho y hecho, la serie avanzó con una mezcla entre pases pantalla y acarreos, y con las piernas de Emilio Madero, el balón cruzaba las diagonales para tomar la delantera de nuevo, 41-38. Pero nadie más es experto en series largas que el entrenador en jefe de Monterrey, Gustavo Adame, y sacando a flote jugadas de válvula de escape y pases cortos, Monterrey termina la ofensiva con anotación de Ancira, haciendo retumbar la porra visitante y tomando la delantera en el juego con menos de un minuto en el cronómetro.

Borregos México en el festejo con su tribuna

Una orquesta de jugadas grandiosas y Borregos México estaba en la cuerda floja, era salir por todo, y tenían la ofensiva que definiría el partido. Con un tiempo fuera a su favor, y 75 yardas por recorrer, México tomo las riendas del partido, haciendo pases a la banda de 5 o 6 segundos. Entre Matán y Cruz, dupla para el recuerdo, lideraron la serie. El último llamado a jugada fue un pitch por el lado izquierdo, confiando en “La Bala” Cruz. “Rompe tackleada, una segunda, entra en la yarda diez… ¡ANOTACIÓN DE BORREGOS MÉXICO, ALEJANDRO CRUZ DE NUEVO!” La grada estremecía, la tensión y emoción del momento palpitaba a todo corazón, nadie ni nada se comparaba a ese momento. A 14 segundos, Borregos México le daba la vuelta 48-45, y con dos jugadas a la desesperada de Monterrey, los oficiales marcan el final del encuentro. Nuevo campeón en la CONADEIP.

Borregos México, con el MVP del juego y el jugador novato del año, Alejandro Cruz, y el entrenador en jefe de la temporada, Simón Hernández, levantaban el triunfo ante el digno rival, que se iba con las manos vacías. Un juego donde, lamentablemente, uno debe ganar. Hoy le tocó a Borregos México, proclamando su primera estrella. Un duelo fuerte, con coraje, con ganas de victoria, con ansias, con hambre. Un juego con pasión, con determinación e inteligencia. 14 segundos separan a un equipo de estar en la cima o caer al intentar llegar. Hoy, los capitalinos ganan. Hoy festejan su esfuerzo, su sacrificio y dedicación.

Son campeones hoy, y sólo hoy, porque mañana… mañana siempre será un nuevo día, y ese día puede marcar la diferencia en un año.

.
0
Versión en PDF
Versión de Impresión
Total de votos: 62
Esta página ha sido visitada en 1425 ocasiones desde su publicación
Revisa el libro de récords de la Conferencia Premier de la CONADEIP con el acumulado de sus temporadas del 2010 al 2016. ver más ›
Revisa el libro de récords de la Categoría Juvenil con el acumulado del 2011 al 2017. ver más ›
Revisa el resumen completo de la Temporada 2017 de la Categoría Juvenil Única en su primera temporada. ver más ›
Aviso de Privacidad